Artículos Recientes

Dieta disociada

Esta dieta trata de seleccionar los tipos de alimentos que se ingieren en una comida y no en la cantidad.

Podrás comer cuanto necesites sin pasar hambre, además podrás mantener una alimentación equilibrada y sana sin echar en falta ningún tipo de nutriente. No te hartarás de comer durante días y días la misma comida. Podrás comer sólidos o líquidos si lo prefieres. Podrás comer lo que más te gusta.

Lo único que hay que hacer es saber combinar los tipos de alimentos que ingieres. Esta dieta sirve tanto como para adelgazar si tienes una ligera obesidad, así como para ganar peso si tienes un problema de delgadez.

La combinación consiste en juntar los que tengan el Ph similar para poder digerirse adecuadamente. Los que son diferentes provocan una mala digestión de los nutrientes que a su vez causa que engordes. No importa la cantidad que comas o las calorías, siempre que esté en el grupo correcto. Cada comida tiene que estar espaciada de la siguiente por al menos 2 horas para que la digestión haya terminado.

Grupos alimentarios:

Frutas ácidas: Cítricos, naranja, limón, mandarina, pomelo, lima. Tomate.
Frutas semiácidas: Albaricoque, cereza, fresa, higo, kiwi, melocotón, piña, sandía, uva. Manzana y pera.
Frutas dulces: Ciruela, pasa, dátil, higo seco, orejones, uva pasa.
Frutos oleaginosos: Aceite, aceituna, aguacate, almendra, coco, mantequilla de cacahuete, nuez, piñón, pistacho, sésamo.
Cereales: Arroz, trigo y derivados (harinas, copos, pastas), maíz y derivados (tapioca, gofio canario, palomitas), Pan (de cualquier tipo).
Legumbres y geminados: Garbanzo, guisante, haba, judía, lenteja, soja, cacahuete, brotes de alfalfa y otros.
Hortalizas: Alcachofa, berenjena, calabaza, calabacín, judía tierna, nabo, pepino, pimiento, puerro, rábano, remolacha, zanahoria.
Feculosas: Boniato, castaña, patata, plátano, zanahoria cocida.
Verduras y algas: Acelga, apio, berro, brécol, coles, coliflor, endivia, escarola, espárrago, espinaca, lechuga, champiñones y setas.
Ajos y cebollas: Incluidos los ajos y cebollas tiernos.
Huevos: De gallina, pato, codorniz, etc.
Leche: Entera, semidesnatada o desnatada.
Mantequilla: Prescindir de la margarina.
Quesos: Todos los tipos de quesos, incluidos los llamados de régimen.
Carnes y pescados: Carnes, pescados y mariscos. Al natural, embutidos, conservas y encurtidos.

Adjunto tabla de combinaciones de estos grupos según si se quiere adelgazar, engordar o mantenerse.

Sin embargo, es importante prescindir de ciertas cosas si quieres adelgazar:

Bollería, refrescos azucarados o alcohol.

Además, es imprescindible combinar la dieta con ejercicio y beber mucha agua.

Dieta del Pokémon

Una dieta saludable debe ir siempre acompañada de un poco de ejercicio físico, por lo que cazar muchos pokémons y comer sano es una dieta ideal, la podríamos llamar la dieta del pokémon.

Yo recomiendo el uso del juego oficial combinado con mapas como Pokevision, que te indican en tiempo real dónde se encuentra un determinado pokémon y cuánto tiempo falta para que desaparezca, lo que obliga a salir corriendo en su dirección para intentar capturarlo.

Es una forma de hacer ejercicio entretenida, sobretodo para aquellas personas a las que los gimnasios les parece algo aburrido.

Cualquier excusa es válida para hacer algo ejercicio. Yo ya estoy en el nivel 16 ¿Y tú?

Escrito en julio 30, 2016 , 9:54 pm

Categorías

Dieta de los puntos

dieta de los puntos Muchas personas se aburren rápidamente de las dietas, ya que siempre se debe comer lo mismo y por esta razón no logran perder peso.

Para evitarlo, proponemos la dieta de los puntos, una dieta flexible diseñada para adaptarse a los diferentes gustos y estilos de vida sin prohibir el consumo de ningún alimento, además al ser flexible permite comer cualquier alimento en cualquier lugar, perfecta para personas con un empleo muy agitado y movido.

La dieta de los puntos ofrece, bajo la supervisión de un especialista, una solución oportuna al problema de sobrepeso sin poner en riesgo la salud.

En esta dieta por puntos, es importante conocer la cantidad de puntos que posee cada alimento y adaptarlo a cada persona según su edad y estatura. Cada alimento tiene una cantidad de puntos al igual que cada persona según su talla y peso.

Es recomendable que la dieta de los puntos solo dure un máximo de 4 o 5 semanas, durante ese tiempo se perderá un promedio de 2 kilos semanales, además no es apropiada que lo hagan menores de 12 años, embarazadas o personas que tengan antecedentes de enfermedades del sistema nervioso.

Recomendaciones

  • Para una MUJER de estatura media, estos son los puntos que le corresponde según su peso:
    Peso (Kg)
    Puntos / día
    61 – 70
    18
    71-80
    20
    81-90
    22
    91-100
    24
    >100
    26

  • Para un HOMBRE de estatura promedio, estos son los puntos
    que le corresponde según su peso
    :

    Peso (Kg)
    Puntos / día
    <80
    26
    80-89
    28
    90-99
    30
    100-109
    32
    >110
    34

    1. Se puede comer de todo pero sin excederse en los puntos.
    2. Es aconsejable, además de seleccionar los alimentos por sus puntos, elegirlos en función a la pirámide nutricional (30% grasas, 50% carbohidratos y 20% proteínas).
    3. Se recomienda realizar 5 comidas al día (desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena).
    4. Se pueden ahorrar puntos en la dieta, hasta un máximo de 4 puntos diarios (28 semanales), es decir en el caso de que sobre 3 puntos en un día, estos se pueden consumir al día siguiente.
    5. Hay que tener en cuenta que cuando se consumen dos alimentos que tienen cero puntos o el mismo dos veces, la suma es 1.
    6. Se pueden obtener puntos negativos o bonos de puntos,
      realizando ejercicio. Por ejemplo, 30 minutos paseando equivale a 1 punto, 30 minutos caminando rápido 3 puntos, 30 minutos de correr, bicicleta o natación 5 puntos.

    Alimentos y sus puntos

    Os ofrecemos a continuación una tabla donde encontrareis los alimentos más habituales con los puntos que aportan a la dieta. De este modo podréis programar y calcular fácilmente la dieta a vuestra medida. Si no encuentras un alimento en esta lista y quieres saber los puntos que aporta, puedes hacer click en el enlace abajo de la tabla donde encontrareis otra lista de alimentos mucho más extensa, con los puntos que aporta a la dieta. ¡Suerte!

      Puntos
      Alimentos
      0
      Espárragos, judías verdes, lechuga, tomates, cebolla, naranjas, manzanas, agua, fresas, melón, sandía
      0,5
      miel, té
      1
      Un racimo de uva, guisantes, alcachofas, pimientos, berenjenas
      1,5
      Un yogurt desnatado, queso de Burgos, una lata de mejillones
      2
      Pasta, un huevo, un vaso de leche semidesnatada, una copa de vino, patatas (asadas o hervidas), merluza, un flan de vainilla, plátano.
      2,5
      Lentejas, Atún
      3

      3 rodajas de jamón, Pescado frito, Fiambre de pavo

      3,5
      Un chorizo ibérico
      4
      Un helado, carne estofada
      4,5
      Un trozo de pizza, un donut o un bollo
      5
      Tortilla de patatas de huevo, 4 croquetas de pollo
      6
      Una cerveza, paté o hígado, un sobre de puré de patatas
      7
      Una ración de ensalada rusa, chocolate con leche
      8
      Cordero, mantequilla,

  • En este enlace encontrareis una tabla con más de 800 alimentos y sus correspondientes puntos, otra tabla con bebidas, otra con el valor en puntos de los platos que ofrecen en restaurantes y una fórmula que te calcula los bonos de puntos cuando realizas ejercicio:
    Tabla de alimentos, bebidas y puntos.

    Dieta y Arterioesclerosis

    Estudios realizados aseguran que existe una relación directa entre una dieta equilibrada y un estilo de vida sano, con la prevención, retraso y en algunos casos curación de la Arterioesclerosis.

    Ya que la dieta constituye un factor primordial en la concentración y formación del colesterol y sustancias de desecho en las paredes de los vasos sanguíneos, ofrecemos algunas recomendaciones generales y dietéticas sobre la manera de prevenir esta enfermedad y sus complicaciones.

    ¿Qué es la Arterioesclerosis?

    La arterioesclerosis es el acumulo de grasa, colesterol y calcio en las paredes de las arterias provocando el engrosamiento de dichas paredes y por tanto el estrechamiento u oclusión de su luz, esto dificulta el riego sanguíneo (oxigeno y nutrientes) hacia diversos tejidos de nuestro cuerpo.

    arteriosclerosis

    Esta enfermedad, en una fase inicial, es asintomática, pero en las fases más avanzadas producen dolor, calambres o entumecimiento en las piernas, muslos y glúteos después una actividad física, visión borrosa, pérdida de la voz, parálisis parcial de una pierna o brazo, sensación opresiva en el pecho que impide la respiración normal, hipertensión arterial y enfermedades cardiacas entre otros.

    infarto arteriosclerosis

    Factores de riesgo de la Arteriosclerosis

    Son aquellos que favorecen la aparición de esta enfermedad. Pueden ser factores no modificables, como el sexo (hombres más propensos que las mujeres), la edad, la raza (raza blanca más propensa) y los antecedentes familiares; y factores modificables como el tabaquismo, el colesterol elevado, la diabetes, la hipertensión arterial, la obesidad, el sedentarismo y el estrés.

    Dieta para la Arterioesclerosis

    1. Reducir la ingesta de alimentos ricos en grasas saturadas, especialmente de origen animal (carne de cerdo, tocino, embutidos, mantequilla, etc.), por el contrario aumentar el consumo de alimentos ricos en grasas insaturadas (pescado, carnes blancas, aceite de oliva, frutos secos, etc.).
    2. Evitar el consumo de alimentos ricos en colesterol, como mayonesa, yema de huevo, hígado, mollejas, crustáceos, mariscos, huevas de pescado y similares.
    3. Consumir alimentos ricos en fibras y carbohidratos, como arroz, verduras, legumbres, frutas y tubérculos.
    4. Evitar el consumo de alimentos hipercalóricos como bebidas azucaradas y dulces, miel, helados, chocolate, postres, bollería etc.
    5. Reducir el consumo de sal en los alimentos.

    A continuación ofrecemos una tabla con los alimentos recomendados y no recomendados para la prevención de la Arterioesclerosis:

    Alimentos Restringidos
    (Puedes tomarlos esporádicamente)

    Leche entera, nata, mantequilla.
    Embutidos, hamburguesas, salchichas, manteca de cerdo.
    Chocolate, bollería, pasteles, coco.
    Patatas fritas.
    Sopas de sobre o lata, frituras, guisos, carnes ahumadas, etc.

    Alimentos Limitados
    (Puedes tomarlos 2 veces por semana)

    Cacaos (maní), aceitunas, aguacate (palta).
    Queso, huevo (con la yema).
    Mariscos, pescado salado.
    Ternera, cerdo, cordero, jamón.
    Dulces y postres con azúcar.

    Alimentos Recomendados

    (Todos los días)

    Leche desnatada, yogurt desnatado, clara de huevo.
    Pan, cereales, arroz integral, galletas integrales.
    Ciruela, pasas, nueces.
    Pollo y pavo sin piel, salmón, caballa, atún, aceite de oliva.
    Frutas y zumos naturales.
    Agua 2 litros al día.
    Una copa de vino.

    Consejos en el tratamiento de la Arterioesclerosis

    Están dirigidas a disminuir o evitar los factores modificables de la arterioesclerosis, estos son:

    • Realizar ejercicio físico (ciclismo, natación, caminatas, bailar, etc).
    • Reducir de peso.
    • Control periódico de la tensión arterial y el colesterol.
    • Realizar actividades recreativas, evitando situaciones de estrés.
    • Evitar el consumo de tabaco y cualquier otra sustancia tóxica.
    • Seguir, de manera estricta, el tratamiento indicado por su médico.

    Dieta e Hipertensión

    En las personas hipertensas, los cambios en el estilo de vida, ayudan a la eliminación de tóxicos y disminución del estrés, y una dieta equilibrada ayuda a reducir la gravedad y complementar otros tratamientos. Es por eso que, a continuación, proponemos una dieta específica para las personas hipertensas, que le ayudarán a mejorar su calidad de vida y disminuir el riesgo de la aparición de complicaciones propias de la enfermedad.

    Algunos consejos previos:

    • Beber 2 litros como mínimo de agua al día. ( "La importancia del Agua en la dieta")
    • Debe consumir verduras y frutas todos los días, éstas le brindarán vitaminas, fibras y antioxidantes que le ayudaran a mejorar su digestión y bajar el colesterol.
    • Debe consumir pescado, al vapor, al horno o a la plancha, por lo menos 2 veces a la semana, ya que le brindará grasa del tipo omega 3, ayudándole a la prevención de enfermedades del corazón.
    • Si presenta problemas en la masticación, debe desmenuzar la carne y rallar o cocer las verduras y frutas.
    • Debe reducir el consumo de alimentos salados como las aceitunas, atún enlatado y en alimentos enlatados.
    • Evitar consumir alimentos procesados como embutidos, sopas preparadas, bebidas gaseosas, etc.
    • Debe consumir, en la preparación de sus alimentos, aceite de oliva, (también pepita de uva o canola)
    • Debe consumir preferentemente pan integral.
    • Debe condimentar sus alimentos con vinagre, limón, perejil, orégano o cebolla evitando la sal.
    • Debe realizar ejercicio todos los días, para fortalecer su corazón y sus huesos y aumentar su capacidad respiratoria.
    • Se puede variar las alternativas por las que le guste más e intercambiarlas durante la semana.

     

    Desayuno
    Almuerzo
    Comida
    Merienda
    Cena

    Lunes

    – Una taza de leche desnatada con café

    – Dos rodajas de pan integral tostado con mermelada dietética

    -Un vaso de zumo de naranja.

     

    – Una pieza de fruta.

    – Arroz a la cubana

    – Ensalada de lechuga, tomate y repollo o coles de Bruselas

    -Una fruta fresca.

     

     

    -4 galletas integrales

    – Una taza de té con edulcorante

    – Brócoli condimentado con aceite de oliva

    – Un yogurt desnatado

    -Una fruta fresca.

     

     

    Martes

     

    – Cereales con leche o con yogurt

    – Una taza de café o té con edulcorante

    – Dos rodajas de pan integral tostado con queso dietético.

    – Una pieza de fruta.

    – Macarrones con atún

    – Ensalada de lechuga y tomate con aceite de oliva o salsa de soja

    – Una infusión

    -Un yogurt desnatado

    – Una fruta fresca

    – Caldo o sopa de verduras

    -Pechuga de pollo a la plancha o al horno

    -Una rodaja de pan integral tostado

    -Un yogurt desnatado

    Miércoles

    – Café con leche o té

    -Dos tostadas de pan integral con mermelada dietética

    – Una fruta fresca.

    -1infusión de te rojo

    – Dos tostadas de pan integral con jamón serrano.

    – Ensalada de tomate con ajito y aceite de oliva.

    – Filete de ternera a la plancha, patatas cocidas o al horno

    – Una fruta fresca

    – 1yogurt desnatado.

    – 1 té con leche

    – Salteado de verduras o rehogado con berenjena, zanahoria, cebolla o pimiento.

    – Una rodaja de lenguado o bacalao fresco a la plancha

    – Una fruta fresca.

    Jueves

    – Una taza de leche desnatada con copos de germen de trigo,

    – Un vaso de zumo de naranja.

    – Una ensalada de frutas o 2 piezas de fruta.

    – Ensalada de lechuga, cebolla, pepino, tomate y zanahoria.

    -Una rodaja de salmón a la plancha o al horno.

    – 2 rebanadas de pan tostado.

    -1infusión de te verde.

    -Una taza de café con leche desnatada

    – Una fruta fresca

    – Espinacas rehogadas con un huevo.

    – 2 rebanadas de pan tostado.

    – 1yogurt desnatado

    Viernes

    – Dos rodajas de pan integral tostado con queso dietético

    – Una taza de café o té con leche desnatada

    – Una fruta fresca.

    -1infusión de te rojo.

    -Dos tostadas de pan integral con mermelada dietética

    -Puré de patata, pechuga de pollo a la plancha o al horno, coles de Bruselas

    – Una fruta fresca.

    -1yogurt desnatado.

    -1zumo naranja

    – Sopa con fideos, sémola o tapioca.

    – Patatas cocidas, en tortilla.

    – 1 yogurt desnatado

    Sábado

    – Café con leche desnatada o infusión.

    – Cereales

    -1 zumo de naranja

    -4 galletas integrales

    – Berenjena asada rellena de carne picada de pollo con cebolla y ajo.

    -Un yogurt desnatado.

    -1infusión de te verde.

    – Un zumo de naranja.

    -1 tostada de pan con pavo y queso fresco

    – Crema de calabacín

    – Dos rodajas de merluza.

    – una gelatina.

    Domingo

    – Café con leche desnatada o infusión.

    – Dos tostadas de pan integral con mermelada dietética.

    -1 yogurt desnatado

    -1pieza de fruta.

    – Parrillada de verduras.

    -Pollo asado.

    – 2 rodajas de piña natural.

    -1infusión de te verde.

     

    – 1yogurt desnatado.

    – Café con leche desnatada o infusión.

    – Ensalada de tomate con queso fresco desnatado y orégano.

    – Hamburguesa de pollo a la plancha.

    – 2 rebanadas de pan tostado.

    -1yogurt desnatado

     

    Si queréis saber más sobre consejos para la hipertensión y consultar nuestra tabla de recomendaciones dietéticas podéis consultar el siguiente artículo:

    Dieta en la Tercera Edad

    ancianos

    La tercera edad (ancianidad o vejez), es la etapa de la vida que, según convenciones internacionales, empieza a la edad de 65 años, y en la que se producen cambios físicos, psíquicos y sociales. Debido a estos cambios, los ancianos sufren un aumento del riesgo de desnutrición, y por tanto de aparición de enfermedades. Es por ello que hoy nos ocuparemos de la importancia de una buena y adecuada dieta para mejorar la calidad de vida de las personas mayores, ofreciendo algunas recomendaciones físicas y consejos nutricionales.

    La desnutrición en el anciano

    Las personas de la tercera edad pasan por una serie de cambios, que afectan a su estilo de vida y que influyen en la aparición de la desnutrición en el anciano.

    Cambios físicos como la disminución de la actividad física, disminución de la masa muscular, aumento del porcentaje de grasa, debilidad ósea, disminución de agua corporal, cambios en el gusto, olfato y oído, disminución de la capacidad para digerir y absorber nutrientes, disminución de piezas dentales, hipertensión arterial, excesiva pérdida de electrolitos en la orina, etc.; también están los cambios psíquicos y sociales como el aislamiento y la depresión.

    Todos estos cambios afectan de forma directa en la calidad de vida del anciano y por tanto, es de vital importancia la modificación de la dieta y el estilo de vida, para poder compensar sus carencias nutricionales y disminuir los riesgos de adquirir trastornos por este motivo.

    Recomendaciones Físicas.

    • Como medida preventiva para retardar el envejecimiento se recomienda una buena alimentación, descanso/sueño adecuado, ejercicios suaves y participación en actividades sociales.
    • Se deben realizar actividades físicas de poco esfuerzo como caminar, subir o bajar escaleras, bicicleta, natación, baile, Tai Chi Chuan, yoga, aeróbicos de bajo impacto, etc.
    • anciano

    • La hidrogimnasia (gimnasia en el agua o piscina) se realiza para aliviar dolores lumbares, mejorar los movimientos articulares, ayudar a sostener el peso corporal, ayudar a la rehabilitación de lesiones musculares, mejorar los síntomas de la osteoporosis, etc.
    • Realizar ejercicios suaves que fortalezcan y aumenten la masa muscular, mejoren el equilibrio, evitan los efectos de la descalcificación, disminuyan el riesgo de enfermedades cardiovasculares, modifiquen el estilo de vida e incrementen al desarrollo de actividades cotidianas y laborales.
    • Se recomiendan realizar actividades intelectuales y sociales como, juegos de damas, dominó, ajedrez, juegos de cartas, entre otros, ya que estos ayudan a mejorar el bienestar social y psíquico, y el estado de ánimo, disminuyendo la depresión y la ansiedad.

    Recomendaciones Dietéticas.

    Antes de cualquier recomendación dietética, es importante conocer el peso ideal de las personas mayores de 65 años, obteniendo su Índice de Masa Corporal (IMC):

    IMC (Peso en Kg /altura en m2) para personas > 65 años:

    Estadios
    IMC
    Peso Ideal 24 – 29
    Desnutrición Leve 17 – 19
    Desnutrición Moderada 16 – 16.9
    Desnutrición Grave < 16

    Para lograr una buena nutrición, adaptándose a las necesidades dietéticas de los ancianos, en relación con la actividad física y algunas situaciones especiales, se recomienda lo siguiente:

    • Consumir preferentemente carnes blancas como pollo o pescado.
    • Consumir leche, frutas, legumbres y verduras frescas.
    • Disminuir el consumo de azúcar y dulces elaborados.
    • Evitar el consumo de alimentos precocidos, congelados, fritos. Cocinar a la plancha, hervido, asado, etc
    • Evitar el consumo de todo tipo de grasas de origen animal como la mayonesa, mantequilla o tocino; aumentando el consumo del de origen vegetal como el aceite de oliva.
    • Evitar consumir alimentos muy salados o condimentados.
    • Evitar el consumo excesivo de gaseosas, café y picante.
    • Consumir abundante líquidos (2 litros por día), como zumos, sopas o jugos naturales para asegurar su adecuada hidratación. Sobre todo en verano para evitar la deshidratación.
    • Se debe fraccionar los alimentos en 4 o 5 comidas diarias, siendo la ultima ligera.
    • Un elemento importante en la dieta de los ancianos, es el consumo de hierro, siendo lo recomendado entre 10 – 15 mg por día.

    piramide-alimenticia-ancianos

    El VIH y la dieta

    Una buena nutrición es importante para todas las personas, pero es esencial para las personas infectadas por el VIH. Como sabemos, por lo general, no se toman en cuenta todos los aspectos relacionados con la nutrición cuando hablamos sobre la infección por el VIH, sino que la atención está centrada en el tratamiento farmacológico y clínico, olvidando la importancia de la alimentación. Sin embargo, en las diferentes etapas de la infección por el VIH aumenta de manera considerable el riesgo de malnutrición y la dieta repercute tanto en la digestión como en el aprovechamiento de los alimentos.

    Hay que tener presente que una buena nutrición no tiene relación positiva en la prevención del VIH ni en la curación del sida, pero puede ayudar al organismo a resistir los efectos de la enfermedad, retrasando su proceso de desarrollo.

    Teniendo presente la relación entre una buena nutrición y la mejora en la calidad de vida de las personas infectadas con VIH, en este artículo daremos recomendaciones nutricionales para conservar el estado nutricional, acelerar la recuperación de infecciones y mejorar la tolerancia a los medicamentos.

    ¿Qué es el VIH?

    VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) es el virus que causa el SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida). Este virus se pasa de una persona a otra por medio del contacto de sangre a sangre o por vía sexual. Una mujer embarazada que esté infectada también puede pasar el VIH a su bebé durante el embarazo o el parto, al igual que al amamantar o dar pecho. Si una persona está infectada con el VIH no significa que tenga SIDA, sin embargo, tarde o temprano desarrollará el SIDA.

    Recomendaciones nutricionales y VIH

    Para las personas infectadas por el VIH, la nutrición y dieta cumple un papel muy importante tanto en el mantenimiento de un apropiado peso corporal, como en favorecer ciertos procesos como son:

    • Asimilar mejor el tratamiento farmacológico.
    • Evitar la desnutrición
    • Ayudar al refuerzo del sistema inmunitario
    • Colaborar en la construcción y reparación de células y tejidos del organismo.

    Para cumplir con este importante papel de la dieta en los infectados por el VIH se deben consumir muchas proteínas y carbohidratos, pero regular el consumo de las grasas.

    Proteínas
    (Pescado, carnes, nueces, frijoles, aves, huevos, etc.)
    Nos ayudan en el crecimiento y en la reparación de las células y en la formación de anticuerpos
    Carbohidratos
    (Hidratos de carbono)
    (Pan, papas, cereales, arroz y pastas).
    Nos proporcionan energía y es de fácil asimilación
    Grasas
    (nueces, semillas, y aceite de oliva)
    Nos proporcionan energía de reserva, se recomienda no exceder el consumo de grasas, además de consumir las grasas no saturadas (nueces, semillas, y aceite de oliva); mientras que no se recomienda las grasas no saturadas (mantequilla y productos animales).
    Vitaminas
    (vitamina A, complejo B, vitamina C, D, E y K)
    Nos ayudan como reguladores de diversos procesos metabólicos, éstas se encuentran en sustancias químicas imprescindibles para el funcionamiento del nuestro organismo.
    Minerales
    (Calcio, Fósforo, Magnesio, Hierro, Zinc, Yodo, Selenio, Cobre, Manganeso, Fluoruro, Cromo y Molibdeno).
    Nos ayudan a metabolizar las grasas, las vitaminas y los carbohidratos
    Agua Nos ayudan a disminuir los efectos secundarios de los medicamentos.

    No se debe consumir alimentos que no estén bien lavados, para evitar las posibles infecciones estomacales, lavándose además bien las manos, evitando consumir huevos crudos o mal cocinados, alimentos guardados o productos expirados y consumir preferentemente agua embotellada.

    Vamos a daros un ejemplo de un menú para que os sirva de guía, sabiendo que podéis hacer todas las combinaciones que se os ocurran usando verduras, carne, pescado, lácteos, huevos, etc

    Desayuno
    A media mañana
    Comida
    Merienda
    Cena

    Te con leche, Café con leche.

    Galletas, cereales o tostadas.

    1 zumo natural

    1 yogurt

    Ensalada (lechuga, tomate, maíz, atún)

    Merluza con patatas hervidas o asadas.

    1 merengue casero

    (batir 2 claras de huevo a punto de nieve, añadir edulcorante y un toque de canela).

    Sopa de verduras.

    Pollo asado.

    1 yogurt.

    Os recomendamos además leer nuestro artículo sobre la importancia del agua:

     

    Dieta y Esquizofrenia

    esquizofrenia

    Tal y como venimos comentando desde hacerdieta.com, la alimentación es crucial para mantener nuestro estado de bienestar físico, emocional, y mental. Es por ello que ante una alteración ya sea física, emocional o mental, la dieta es fundamental para el tratamiento y la consiguiente mejoría de la persona. Hoy nos ocuparemos de la importancia de la dieta en las personas que sufren esquizofrenia. Os ofreceremos algunos consejos dietéticos y nutricionales que ayudan al tratamiento de ésta.

    ¿Qué es la Esquizofrenia?
    La Esquizofrenia es un conjunto de trastornos mentales, que afectan a la manera en la que una persona piensa, siente y actúa (alteraciones de tipo cognoscitivo, afectivo y de comportamiento).
    Generalmente aparece entre los 15 y 35 años, y sus manifestaciones influyen de manera negativa en el rendimiento académico, el trabajo, la vida familiar y la calidad de vida.
    Causas de la Esquizofrenia
    Las causa de la esquizofrenia no están bien definidas, sin embargo existen algunas teorías que lo relacionan con la herencia genética, con desequilibrios bioquímicos y alteraciones de neurotransmisores del cerebro, con infecciones virales y trastornos inmunes.
    Síntomas de la Esquizofrenia
    Existen múltiples síntomas que caracterizan a esta enfermedad, estos síntomas deben estar presente por lo menos un mes y debe persistir durante un periodo de seis meses.

    1. Trastornos de la percepción: Alucinaciones, auditivas (escucha voces que le dicen que debe de hacer), visuales (ve seres inexistentes, fantasiosos) y somáticos (siente que alguien lo empuja, lo toca).
    2. Trastornos en las ideas: Ideas delirantes, ideas falsas (se cree alguien famoso, alguien lo espía, lo sigue). Por otro lado el pensamiento se vuelve vago, lento.
    3. Trastornos verbales: El lenguaje a veces se vuelve incomprensible y sin sentido (inventa sus propias palabras o sonidos). Pobreza del lenguaje con respuestas breves o vacías y bloqueos del pensamiento.
    4. Trastornos de la Sociabilidad: Aislamiento y retraimiento social (incapacidad para establecer amistades o participación en grupos recreativos).
    5. Trastornos Afectivos: Indiferencia o insensibilidad, lentitud de reacción y casi ausencia de la expresión emocional.
    6. Trastornos de la Actividad: Existe una pérdida de iniciativa, falta de energía, impulso y motivación de realizar labores cotidianas.

    Tratamiento de la Esquizofrenia
    La Esquizofrenia es una enfermedad deteriorante e invalidante que causa gran sufrimiento a quien la padece y a sus familiares. Debe ser diagnosticada de manera precoz. El tratamiento esta basado en fármacos antipsicóticos y neurolépticos.
    Aunque también es especialmente importante comenzar terapias psicosociales, terapia familiar, terapias de grupo y programas de psicoeducación dirigidos por profesionales (psiquiatras o psicólogos).

    Alimentación y Suplementos en la esquizofrenia
    La alimentación es muy importante en este grupo de personas pues tienden a distorsionar la realidad y por tanto a descuidar aspectos cotidianos de la vida como son la higiene personal o la dieta.
    La familia debe tener un cuidado especial en proporcionarle una alimentación adecuada que sin duda será beneficiosa para el paciente.
    La dieta en la esquizofrenia, está dirigida a mejorar el estado mental, disminuyendo los síntomas de la enfermedad y ayudando al tratamiento con fármacos y terapia psicológica.
    Estos alimentos y suplementos son los siguientes:

    • Omega – 3: Algunos pescados (caballa, salmón, atún, trucha), algunos vegetales (semillas de lino, nueces), leche, leche de soja, huevos.
    • Vitamina B6: Trigo, carne (cerdo, caballo, conejo y aves), verduras, levaduras, pescados en general.
    • Vitamina C: Cítricos, melón, guayaba, kiwi, mango, piña, fresas, pimientos, tomate, col, espinacas.
    • Ginseng: Raíz utilizada en la medicina china, que se comercializa en forma de pastillas, o jarabes y tiene un efecto estimulante.

    Se recomienda prescindir de los alimentos ricos en grasas para evitar que estas personas desarrollen sobrepeso u obesidad, ya que los medicamentos suelen producir aumento de peso.

    Ver un ejemplo de una dieta hipocalórica para evitar el sobrepeso:

    Dieta contra las hemorroides

    Una alimentación equilibrada (balanceada) cumple un papel muy importante a la hora de prevenir las hemorroides o evitar su empeoramiento. La dieta, no solamente puede ser responsable de que las hemorroides duelan más, sino que es uno de los factores desencadenantes del estreñimiento, que es una de las causas mas frecuentes del origen de las hemorroides.

    Es por eso que os ofrecemos algunos consejos para prevenir las hemorroides y aliviar sus síntomas.

    ¿Qué son las Hemorroides?

    Las hemorroides son una dolencia muy común, afectan a más de la mitad de la población en algún momento de sus vidas.

    Las hemorroides son dilataciones de las venas que recubren las paredes del recto, se caracterizan por la presencia de sangre roja brillante acompañando a las heces al momento de la defecación, las hemorroides internas no son dolorosas, sin embargo llegan a serlo cuando salen al exterior a través del canal anal (hemorroides externas), produciendo una molestia constante, además de picazón. En algunos casos pueden aparecer complicaciones como la formación de coágulos dentro de una hemorroide externa produciendo un dolor muy intenso.

    ¿Cuáles son las causas de las Hemorroides?

    Las causas están relacionadas con un incremento de la presión de las venas de la pared del recto y cualquier acción que de manera continua ejerza un esfuerzo físico de larga duración que incremente la presión intraabdominal, principalmente el estreñimiento crónico, pero también la obesidad, la vida sedentaria, el embarazo y el parto, la tos persistente y el estornudo. También se relaciona con la herencia, la mala alimentación, el estrés y traumatismos directos por la introducción de objetos por el ano.

    Recomendaciones para la prevención de las hemorroides.

    • Realizar ejercicio (caminar, nadar). La actividad física evita el estreñimiento y mejora la circulación evitando la acumulación de sangre venosa en las piernas previniendo así la aparición de las hemorroides.
    • Bajar de peso, ya que la obesidad hace que se ejerza excesiva presión en la zona inferior del cuerpo.
    • Evitar el esfuerzo físico excesivo, ya que puede provocar la hinchazón de las venas anales, evitando levantar objetos pesados, realizar ejercicios que ejercen presión sobre la zona anal como ciclismo, equitación; así como evitar permanecer de pie o sentado por largos periodos de tiempo.
    • Adecuado aseo en zona anal, evitando la utilización de papeles perfumados o muy ásperos, pues contienen sustancias químicas irritantes.
    • Baño de asiento, se recomienda realizarlo tres o cuatro veces al día con agua tibia, con el fin de relajar la musculatura anal y disminuir así el dolor.
    • Evitar el rascado en la zona anal, pues puede producir lesiones.
    • Evitar la introducción de objetos por la zona anal, pues puede producir lesiones en la musculatura anal.
    • Durante el embarazo, existe un aumento de la presión sobre las venas de la zona anal generando su mala circulación, para evitarlo se recomienda recostarse sobre algún lado de su cuerpo cada cuatro horas.
    • Uso de ungüento casero, mediante la mezcla de dos cucharaditas de aceite de almendras con dos gotas de aceite de manzanilla, y aplicarlo sobre la zona.
    • En el caso de que las hemorroides salgan fuera de del recto, es recomendable introducirlas ejerciendo leve presión hacia dentro del recto.

    Dieta para personas que padecen de hemorroides.

    El objetivo de la dieta es prevenir el estreñimiento en personas que son propensas a la aparición de hemorroides, pues en el estreñimiento las heces son duras, provocando irritación e inflamación en las paredes del conducto anal. Además la dificultad en la defecación provoca que se tenga que ejercer una presión mayor para conseguir la expulsión de las heces que puede provocar que se prolapsen (se salgan) las hemorroides.

    La dieta apropiada para evitar las hemorroides consiste básicamente en consumir alimentos ricos en fibra, ya que ésta produce el aumento del peristaltismo intestinal, ayuda al ablandamiento y aceleran la evacuación de las heces.

    Alimentos Aconsejados
    Líquidos, por lo menos dos litros diarios.

    Cereales: Arroz, maíz, avena, trigo, pan integral, etc.

    Legumbres: Lentejas, guisantes, habas, garbanzos, soja, frijoles, etc.

    Frutas: Manzana, higo, fresa, plátano, pera, naranja, etc.

    Verduras: Zanahoria, espinaca, etc.

    Hortalizas: Patatas, etc.

    Alimentos a evitar
    Cereales no integrales: harinas, pasteles, galletas, arroz blanco, pan blanco, etc.

    Productos que contengan azúcares refinados.

    Comidas picantes y muy condimentadas.

    Comidas con exceso de sal, reduciendo el consumo de aceitunas, sardinas saladas, caballa, anchoas, etc.

    Consumo de café y bebidas alcohólicas, además del tabaco.

    Ver Dieta contra el estreñimiento.