Niños de 4 a 11 años


obesidad_infantil

En este artículo vamos a acercarnos a la problemática de la obesidad infantil, daremos algunos consejos para los padres de niños obesos y también una dieta para niños obesos, con diferentes menús para cada día de la semana. Todo para corregir hábitos alimenticios y ayudar al niño a recuperarse de su sobrepeso.

 

La obesidad infantil:

La obesidad infantil es uno de los problemas más frecuentes de "malnutrición" en los países desarrollados. La presencia de obesidad escolar en los niños oscila entre el 7% y el 10%.

Tradicionalmente se había pensado que la obesidad infantil dependía principalmente de un factor genético, sin embargo, los últimos estudios señalan que existen otros factores predisponentes para que aparezca la obesidad en los niños.

Algunas de las actividades diarias como el ir al colegio en autobús, o el hecho de subir en ascensor, la participación en actividades extra escolares sedentarias (manualidades, idiomas,..), o el exceso de horas de televisión o videoconsolas, hacen que el niño se introduzca en un estilo de vida sedentario.

Existe otro factor importante como son las actitudes de los padres hacia la comida, a menudo a la familia del niño le gusta que este coma, les produce cierta satisfacción ver al niño comer, que acaba su plato, parece que un niño "rollizo" es signo de salud, sin embargo un niño delgado parece signo de debilidad, o flojedad, pero ésto; cada día más se demuestra que es un error conceptual.

Consejos para un niño obeso:

  • Es importante que cuando los padres vayan a hacer la compra se abstengan de comprar alimentos que aportan calorías vacías, es decir alimentos que aportan muchas calorías y cero nutrientes esenciales, un ejemplo de ésto son las golosinas y chucherías, también la bollería industrial, los dulces, caramelos, etc.
  • En su lugar es preferible introducir las frutas y los lácteos desnatados ( que aportan los mismos nutrientes y menos grasas). Es importante preparar la niño un buen desayuno, ya que al ser la primera comida del día es la que debe proporcionar energía para la mañana y así mejorar el rendimiento escolar del niño.
  • También es importante la forma de cocinar los alimentos, se debe prescindir de los fritos y en su lugar optar por una cocina más sana, basada en alimentos cocinados a la plancha, cocidos, asados, etc.
  • Hay que intentar introducir el consumo de las verduras y las frutas. Para ello podemos empezar por mezclar pequeñas cantidades de verduras con diferentes alimentos que disimulen su presencia: ensalada de colores (pasta, tomate, maíz,..), la pizza de verduras, croquetas de pescado con tomate y zanahoria rayada, tortilla de espinacas…
  • Es conveniente acostumbrarles a masticar despacio y a levantarse de la mesa sin sensación de hambre, para así evitar que piquen entre horas.

Por todo esto, es muy importante que tanto los padres, desde casa, como los educadores, en el comedor escolar, modifiquen los hábitos nutricionales de los niños facilitándoles dietas equilibradas.

A continuación les proponemos un ejemplo de lo que sería una dieta para perder peso, pensada para niños a partir de los 6 años,
en edad escolar que presenten un problema de sobrepeso u obesidad infantil.

Dieta para un niño obeso:

  Menú 1 Menú 2
Desayuno Leche con cereales y un zumo de fruta. Leche o zumo con tostadas de pan integral y mermelada
sin azúcar.
Almuerzo 1 trozo de pan con pechuga de pavo 2 barritas de cereales
Comida Sopa de verduras con pollo. Tortilla de espinacas. 1 yogurt.

Ensalada de lechuga, tomate, etc.
Lentejas con verduras.
1 pieza de fruta.

Merienda 1 manzana asada o una macedonia de frutas. 5 galletas con leche.
Cena Ensalada y hamburguesa de pollo a la plancha (sin pan).
1 flan.
Merluza hervida y revuelto de ajito tiernos con espárragos
trigueros. 1 yogurt.

El gasto calórico en la infancia es mayor que el de un adulto, no solo porque consumen mucha energía con la intensa actividad diaria al correr, jugar, saltar, etc. sino que el hecho de que su cuerpo esté en proceso de crecimiento hace que el organismo queme muchas calorías en los procesos de crecimiento, por ello es importante que en la infancia se lleve una dieta que responda a las necesidades nutricionales del niño.

En estas edades, desde los 4 a los 11 años aproximadamente, se puede decir que las calorías que necesitan están entre 1600 y 2500 calorías por día.

ni%F1os1

Te proponemos algunos menús en la sección general de dietas de 1500 calorías, de 1800 calorías y de 2000 calorías.

Si lo prefieres puedes clickar en la categoría de gasto calórico y con la ayuda de nuestras tablas confeccionar tu misma tu propio menú.

Desde aquí te damos algunas directrices.

Es importante que se realice un consumo de lácteos que incluya aproximadamente 6 raciones de estos.
Por ejemplo, podría ser:
3 vasos de leche, 2 yogures y una porción de queso.

También es importante reducir el consumo de bollería industrial.

Debemos vigilar y reducir el consumo de chucherías a la salida de la escuela. En todo caso optar por chicles y caramelos sin azúcar, con el objetivo de evitar problemas bucodentales típicos de la edad escolar como son las caries.
Ninos_cocinando