Artículos en esta categoría: Pseudoacantosis Nigricans

Pseudoacantosis Nigricans

La Pseudoacantosis Nigricans, es una enfermedad cutánea (de la piel) que se asocia a la obesidad y a una intolerancia a la glucosa.

Acantosis nigra benigna

La pseudoacantosis nigricans, es una manifestación benigna de una enfermedad llamada: Acantosis nigra benigna. Que se caracteriza por el engrosamiento difuso de la piel en formando placas hiperpigmentadas (de color oscuro) y de aspecto aterciopelado. Normalmente aparecen en cuello y axilas. La aparición de estas lesiones cutáneas puede ser debido a factores hereditarios, trastornos endocrinos (diabetes resistente a la insulina, enfermedad de Cushing, acromegalia, ovario poliquístico, enfermedad de Addison), obesidad (pseudoacantosis nigricans), puede aparecer inducida por medicamentos (anticonceptivos orales, etilbestrol en varones jóvenes) o asociada a tumores malignos (acantosis nigricans maligna), casi siempre adenocarcinoma del aparato digestivo o vías urinarias, o linfomas. Se conocen ocho tipos de acantosis nigricans:

Tipos:

  1. La pseudoacantosis nigricans que es una forma juvenil benigna que se asocia a la obesidad y alteraciones endocrinológicas. (De la que hablamos más adelante).
  2. La acantosis benigna, se da desde el nacimiento, por factores hereditarios.
  3. La acantosis maligna, forma del adulto que se asocia con frecuencia a un tumor maligno interno, sobre todo del tubo digestivo.
  4. Acantosis nigricans unilateral. Puede ser la primera manifestación de una acantosis nigricans bilateral benigna.
  5. Acantosis nigricans inducida por fármacos. Existen muy pocos casos. Los fármacos implicados son: corticoides sistémicos, ácido nicotínico, estrógenos, insulina, extracto pituitario, triacinato, metiltestosterona, anticonceptivos y ácido fusídico.
  6. Acantosis nigricans mixta. Se denomina así a la acantosis nigricans en la cual coexisten dos tipos clínicos a la vez. Ello suele ocurrir cuando un paciente desarrolla una acantosis nigricans maligna presentando ya otro tipo.
  7. Acantosis maligna acral. Generalmente ocurre en personas de piel oscura, sanas. Aparece en dorso de las manos y pies.
  8. La Acantosis nigricans sindrómica contiene a su vez dos tipos:
    • tipo A: aparece en mujeres jóvenes con signos
      de virilización o crecimiento acelerado.
    • tipo B: suele iniciarse aproximadamente a los cuarenta anos de edad, muestran una diabetes mellitus incontrolada, acantosis nigricans, y en mujeres premenopáusicas, un hiperandrogenismo ovárico.

Tratamiento:

El principal tratamiento debe ir dirigido a la causa que provoca la enfermedad según los distintos tipos que hemos citado.

  • En la acantosis nigricans tipo A la fenitoina ha tenido bastante éxito.
  • Los anticonceptivos orales parecen reducir la acantosis nigricans en este síndrome, a pesar de que en algunos casos lo
    pueden inducir.
  • En el síndrome tipo B debe ser iniciada cualquier terapia para cualquier enfermedad autoinmune asociada.
  • En los pacientes con acantosis nigricans benigna pueden ser utilizados queratolíticos tópicos o podofilino. En ocasiones los retinoides tópicos u orales puedenser útiles. También se ha ensayado la administración de ciproheptadina y aceites derivados del pescado.

Pseudoacantosis Nigricans

Pseudoacantosis_Nigricans

Nos vamos a detener en explicar el tipo de enfermedad que se puede relacionar con la obesidad y el sobre peso. En cuanto a esta relación de la enfermedad con la obesidad: la prevalencia llega a un 66% en adolescentes que superan su peso ideal en un 200%. Es decir que de cada 100 adolescentes obesos 66 presentan esta enfermedad.

Cómo ya hemos dicho, este es un trastorno de la pigmentación (coloración de la piel) que suele aparecer en la adolescencia y juventud. Se asocia al sobrepeso y a algunas alteraciones endocrinas, principalmente intolerancia a la glucosa.

Aunque suele presentarse en la juventud o durante la adolescencia, puede aparecer desde el nacimiento. Realmente puede darse a cualquier edad de la vida. No existe un predominio de sexo.
El diagnóstico de la pseudoacantosis nigricans, es puramente clínico, es decir, se diagnostica al ver las lesiones en la piel. Estas lesiones o manchas elevadas de la piel en ocasiones presentan prurito (es decir, pican), aunque normalmente no se asocian con picor o dolor.

Tratamiento:

  • La normalización del peso, si está aumentado, suele ser suficiente para la desaparición de la pseudoacantosis. Para ello es importante comenzar con una dieta para adelgazar.
  • También el uso de cremas despigmentantes como la hidroquinona al 5%, o de la pomada de ácido salicílico al 10% acompañado, claro está, de la corrección de la obesidad provocan la desaparición del proceso.
  • Si a pesar de estas medidas no desaparece esto nos haría pensar en tal vez otro tipo de acantosis de los que hemos comentado al principio, por ejemplo el producido por alteraciones hormonales que podría tratarse con anticonceptivos orales, aunque siempre bajo consejo profesional del médico dermatólogo.