Artículos en esta categoría: Dieta proteica

Dieta de Montignac

montignac
Esta dieta fue propuesta por un médico francés y pertenece al grupo de las dietas disociativas, en las que se persigue bajar de peso siguiendo una alimentación; en la que no se mezclan los grupos de alimentos, normalmente restringiendo los hidratos de carbono (pan, patatas, pastas, etc.) y permitiendo los alimentos proteicos sin limite de cantidad (carnes, pescado, lacteos, etc.). Esta dieta se asemeja a la del Dr. Atkins y de forma menos severa (siguiendo 3 fases en las que se van incorporando los hidratos poco a poco para evitar el efecto rebote), tenemos la famosa dieta de South Beach.

En la dieta de Montignant, se restringen los alimentos que contienen hidratos de carbono como por ejemplo el pan, el arroz, las pastas, las patatas, las leguminosas (legumbres), la bollería, las galletas, los dulces, etc. Y también se prohibe la fruta después de las comidas.

Sin embargo están permitidos (sin límite de cantidad) los alimentos proteicos, como son todos los tipos de carnes (pollo, ternera, cerdo, cordero) por tanto se pueden comer fiambres, hamburguesas, filetes, jamón serrano, etc. También se permiten los pescados, mariscos, huevos, el queso, la leche, yogures (edulcorados) y cualquier tipo de lácteo.

El mecanismo que hace adelgazar a las personas que siguen esta dieta es el siguiente: La fuente de energía natural del cuerpo son los azúcares, es decir, nuestros músculos, nuestro cerebro, etc. funciona con glucosa, que extrae con la descomposición de los hidratos de carbono (moléculas complejas) en glucosa (moléculas sencillas). Si nuestro cuerpo no tiene estos hidratos de carbono, descompone otras moléculas para conseguir el aporte energético. En este caso obligamos al cuerpo a descomponer las proteínas en aminoácidos y éstos se degradan para obtener energía. Sin embargo este proceso consume muchas calorías. Es por ello que al suprimir los hidratos de la dieta, forzamos al organismo a quemar las proteínas para obtener energía logrando un mayor gasto calórico

Menú

south_beach

  • Desayuno: café o té, fruta, un yogur desnatado y pan integral con mermelada sin azúcar.
  • Comida: una ensalada aliñada con aceite de oliva y vinagre, y un filete de ternera con verduritas de guarnición o un pescado a la plancha con verduras.
  • Cena: crema de champiñones o de tomate o un plato de pasta integral con una salsa sin grasas.

Montignac asegura que si se sigue su dieta fielmente, se debe perder un kilo por semana. Además gracias a él se adquieren ciertos hábitos que ayudan a mantener el peso toda la vida.
Sin embargo se debe tener en cuenta que el aumento de la proporción de proteínas en la dieta puede causar daños renales y hepáticos. Por lo que antes de comenzar cualquier dieta recomendamos que la consulte con su médico.

Dieta South Beach

southbeach1

La famosa dieta de South Beach permite perder kilos de forma rápida, ha tenido un gran éxito en EEUU donde ha vendido millones de ejemplares de su libro. Fue creada por el cardiólogo Arthur Agatston un estadounidense preocupado por el aumento de las complicaciones de los pacientes con cardiopatías con obesidad y diabéticos que acudían a su consulta. Tenia su consulta en South Beach ciudad costera de playa, de ahí el nombre que se le ha dado a la dieta.

Esta dieta se basa en los planteamientos de la dieta del Dr. Atkins, que ya comenzó a investigar y a aconsejar una dieta baja en hidratos de carbono y alta en proteinas. La diferencia de la dieta de south beach es que esta reconoce el valor de algunos hidratos de carbono "buenos" o saludables que incluye en su dieta y sin embargo reconoce los riesgos de algunas grasas como las de los alimentos fritos, las grasas de algunas carnes, mantequillas, natas, etc, por tanto esta dieta pretende ser algo más equilibrada que la dieta de las proteínas de Atkins.

southbeach

El libro "The South Beach Diet" está disponible en español con el título "La dieta South Beach" y está consiguiendo grandes récords de venta en EEUU y en España. Se puede adquirir en cualquier librería.

La dieta tiene tres fases. Cada fase tiene un objetivo concreto y tiene unas listas de alimentos permitidos que se pueden comer y otros prohibidos que hay que evitar. No hay que seguir unos menús detallados, si no que tu mismo puedes cocinar a tu gusto con los alimentos que tengas a tu alcance, siempre siguiendo las listas de alimentos permitidos.

En la fase uno se pierde peso rápidamente, solo dura dos semanas pero es muy efectiva. Durante la fase dos el peso se va perdiendo poco a poco como debe ser para evitar problemas con el metabolismo y flacidez excesiva.

  • Primera fase:

Se logra perder peso rápidamente sólo dura 2 semanas. Durante esta fase no se comen panes, azúcar, arroz tampoco se comen frutas o jugos de frutas. Se pueden comer carnes, leche y derivados bajos en grasa y vegetales.

  • Segunda fase:

En esta fase los hidratos "buenos" se empiezan a introducir poco a poco nuevamente en la dieta. Los hidratos de carbono buenos son: las frutas, pan integral, pasta de harina entera, arroz entero o arroz integral, etc. Se comienza introduciendo 1 fruta en la merienda y cereales en el desayuno. En esta fase se sigue perdiendo peso de forma más lenta pero nos ayuda a volver a un hábito de alimentación equilibrado.

  • Tercera fase:

Una vez que hemos logrado alcanzar el peso ideal empieza la fase 3. Se asume que ya la persona ya ha aprendido a comer correctamente y por lo tanto la fase tres es en realidad una continuación de los hábitos alimenticios que se han desarrollado. La fase tres debe mantenerse de forma habitual siempre, de por vida.

Si se recupera algo de peso se puede realizar la fase uno durante 1 semana.

Os dejo un enlace donde podéis consultar algunos menús elaborados: Menu South Beach

Dieta Atkins

Atkins

Recibe el nombre de su creador Robert Atkins. Esta dieta surgió en EEUU y gracias a los asombrosos resultados obtenidos, su fama se extendió rápidamente.

La dieta consiste en comer mayormente proteínas y grasas evitando los hidratos de carbono.

La milagrosa pérdida de peso que se experimenta, sobre todo en las primeras semanas es debida a un mecanismo básico del metabolismo y catabolismo del cuerpo humano.

Nuestro organismo degrada o quema los hidratos de carbono para obtener energí­a, sin embargo las proteínas necesitan un largo proceso de degradación para convertirse en glucosa (energí­a), por lo tanto se acumulan en forma de grasa. Si reducimos
los hidratos de carbono, a nuestro cuerpo no le queda más remedio que coger esas proteí­nas (que se acumularán como reserva en forma de grasa) y quemarlas para obtener energí­a.

salchicha

En esta dieta se debe ingerir un 90% de proteínas, carnes de todo tipo (blancas o rojas), pescado, marisco, huevos, queso, aceite, nata, manteca, mantequillas,…

Solo se puede ingerir un 10% de hidratos en forma de verduras y hortalizas.

Hay que evitar las pastas, cereales, pan, arroz, patatas, frutas, legumbres, harinas, azúcar, miel, bebidas alcohólicas…

Se pueden tomar aunque en pequeñas cantidades: lácteos (leche y yogurt), verduras farinaceas (calabacín, zanahoria, berenjenas…)

Te proponemos un ejemplo de lo que podría ser la dieta de un día.

Desayuno
Huevos con beicon y un café.
Almuerzo
tomates con jamón serrano o con salmón
Comida
Carne (cordero, ternera, cerdo, pollo) con ensalada y un yogurt
Merienda
queso con jamón york
Cena
Pescados o mariscos con ensalada o parrillada de verduras

 

Los peligros de esta dieta son que pueden darse carencias de vitaminas (ya que no se toma fruta), y la degradación de las proteínas produce sustancias tóxicas que pueden dañar las funciones hepáticas y renal.

Para intentar corregir estos problemas años después surgió otro médico estadounidense que basándose en los mismos principios de la dieta proteica, realizo algunas modificaciones que permitiesen equilibrar esta dieta. Se trata de la famosa:

Dieta de South Beach